¿Qué es el CBD?

 

El CBD es uno de los más de 113 compuestos presentes en la planta de cáñamo, que se llaman cannabinoides. Aunque el cannabidiol es tan sólo uno de estos cannabinoides, representa alrededor del 40% del extracto de la planta de cáñamo.

Se conoce perfectamente que el CBD no tiene los efectos intoxicantes del THC (Tetrahidrocannabinol), que está presente principalmente en la planta de cannabis y esta es la mayor diferencia entre el cáñamo y el cannabis. Además, varios estudios en humanos han encontrado que su uso es totalmente inofensivo.

El CBD se encuentra en los tallos y flores de las plantas de cáñamo. A diferencia de los otros compuestos cannabinoides, el CBD se encuentra de forma natural en grandes cantidades en el cáñamo, lo que facilita su extracción.

Sistema Endocannabinoide (SEC)

 

Podemos decir que el Sistema Endocannabinoide es un sistema de comunicación intercelular. Básicamente, se trata de un sistema de neurotransmisión, aunque es mucho más que eso, ya que se encuentra en otros órganos y tejidos del cuerpo, y no exclusivamente en el cerebro. El Sistema Endocannabinoide parece ser la versión evolucionada de un sistema de comunicación intercelular encontrado también en las plantas

Los efectos del CBD son influenciados por el Sistema Endocannabinoide (SEC), y que está estrechamente interconectado con los sistemas nervioso e inmunológico. Los humanos y otros mamíferos como las aves, peces y erizos de mar tienen el SEC. 

Nuestros cuerpos producen naturalmente compuestos llamados Endocannabinoides (EC). Y los EC actúan a través de los receptores SEC para regular la producción de hormonas, proteínas, controlando el sistema inmunológico, todos los órganos, cómo nos sentimos y qué pensamos.

Por lo tanto, el equivalente de nuestros Endocannabinoides son los que están presentes en la planta del cáñamo. A los cuales les llamamos fitocannabinoides y son básicamente las mismas sustancias que el EC que produce naturalmente el cuerpo humano. Esto explica por qué se utilizan los cannabinoides como el CBD del cáñamo porque son iguales y actúan bien en nuestro cuerpo para que nos beneficie.

Hay dos tipos de receptores en el Sistema Endocannabinoide, los receptores CB1 y los receptores CB2, y cada uno de ellos afecta diferente a nuestro cuerpo. Tal como lo mostramos en la siguiente imagen:

SEC.png

CB1

 

Apetito

Células inmunológicas

Actividad motora

Coordinación motora

Recepción del dolor

Memoria a corto plazo

Pensamiento

CB2

 

Tejido adiposo

Huesos

Sistema cardiovascular

Sistema nervioso central

Ojos

Intestinos

Sistema inmunológico

Riñones

Hígado

Páncreas

Sistema reproductor

Tracto respiratorio

Sistema músculo esqueléctio

Piel

Tumores

CB1

 

Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el cerebro y el sistema nervioso central, y en menor medida en otros tejidos.

CB2

 

Los receptores CB2 se encuentran en la periferia de los órganos, especialmente en células asociadas con el sistema inmunológico.

El desequilibrio en el Sistema Endocannabinoide (SEC)

 

Se cree que muchas enfermedades son el resultado de un desequilibrio o de interrupciones en el SEC humano. Esto podría estar relacionado con funciones anormales de los EC.

Sin embargo y afortunadamente este equilibrio a menudo puede restaurarse fácilmente y lo que es más importante rápidamente mediante la ingestión de los cannabinoides propios de la naturaleza que se encuentran en productos como es el aceite de cáñamo.

También se ha sugerido que cuando tal desequilibrio se restaura al ingerir los cannabinoides naturales eventualmente se necesita una menor cantidad y su consumo se puede eliminar gradualmente. Esto de alguna manera indica que de alguna manera el cuerpo humano recuerda y logra el equilibrio correcto en el SEC. Esto sugiere que los cannabinoides "despiertan" al SEC para restaurar su equilibrio.

Existen otras formas en las que el CBD interactúa con los receptores para producir los beneficios que aún no se han descubierto. Además, sólo un puñado de los 500 cannabinoides han sido estudiados y nombrados, por lo que hay mucho que hacer en este tema.

Sin embargo, con el poco número de cannabinoides que conocemos ya sabemos que poseen tantos efectos beneficiosos como lo es el alivio para el dolor y otras muchas afectaciones. Esto indica que hay un enorme potencial de encontrar nuevos y mucho más beneficiosos efectos de los cannabinoides para muchas más condiciones que nos afligen.

Logo-Cannabis-Y.png

Copyright © 2022