Buscar

EL SISTEMA ENDOCANNABINOIDE Y EL CEREBRO

La salud mental, la cognición, la emoción y otros procesos asentados en el cerebro están regulados por receptores sensibles al cannabis.


A menudo escribimos sobre cómo los cannabinoides y el sistema endocannabinoide en general ayudan a mantener la homeostasis en el cuerpo y afectan a la salud física de muchas maneras. Pero este vasto sistema de receptores celulares, ligandos (compuestos que se unen a estos receptores) y enzimas también influye en la salud mental, la cognición, la emoción y otros procesos situados directamente en el cerebro.


El receptor cannabinoide tipo 1 (CB1) es quizás el receptor acoplado a proteínas G más abundante en todo el sistema nervioso central. (1)(2) La familia más amplia de GPCRs incluye aproximadamente 750 receptores diferentes, (3) casi 150 de los cuales son el objetivo de productos farmacéuticos que representan más de un tercio de todos los medicamentos aprobados en los Estados Unidos y Europa. (4)


El CB1 está presente en niveles muy altos en varias regiones del cerebro, como el cerebelo y el hipocampo, (5) y se distribuye en niveles más bajos de forma más general (6), donde ayuda a modular la liberación de neurotransmisores, (7) entre otras funciones. Los agonistas CB1 clave, que activan el receptor para producir una variedad de respuestas celulares, incluyen los cannabinoides endógenos anandamida y 2-AG y el fitocannabinoide THC.


Así que no es de extrañar que el cannabis, así como diversos alimentos y actividades que potencian el sistema endocannabinoide (SCE), puedan tener un impacto pronunciado y positivo en la función cerebral. Aunque todavía queda mucho por aprender, los artículos publicados recientemente sugieren una creciente gama de efectos beneficiosos.


TARTAMUDEZ

La disfluencia del habla, a veces llamada tartamudez, afecta a un 5% de los niños. En la mayoría de los pacientes se controla o elimina con éxito mediante tratamientos estandarizados, como la logopedia, la terapia cognitivo-conductual y las técnicas de relajación. Sin embargo, en algunos casos la afección es más persistente. Un estudio de caso publicado en la revista Cannabis and Cannabinoid Research (8) a finales de julio cuenta la historia de un joven de 20 años con tartamudez resistente al tratamiento que finalmente encontró alivio gracias al cannabis.


Los autores -de la Universidad Médica de Varsovia (Polonia) y de la Facultad de Medicina de Hannover (Alemania)- informan de que, además de la fluidez del habla, el paciente experimentó mejoras en el estado de ánimo, la atención, la concentración, el sueño y la confianza en sí mismo, además de una reducción de la ansiedad social y el estrés. No se registraron efectos secundarios adversos y la eficacia no disminuyó con el tiempo.


DEMENCIA

Los cannabinoides también pueden tratar con éxito los síntomas neuropsiquiátricos de la demencia, según una revisión publicada por un equipo de investigadores brasileños en julio en Trends in Psychiatry and Psychotherapy. (9), (10) Basándose en un análisis de 15 estudios anteriores con datos clínicos originales, los autores concluyen que la administración de THC, CBD y los fármacos cannabinoides sintéticos dronabinol y nabilona generalmente dieron lugar a resultados favorables para los pacientes en etapas moderadas a avanzadas de la demencia.


En particular, los tratamientos parecían ayudar con la agitación, el comportamiento agresivo, el sueño y la desinhibición sexual. "Todavía quedan por determinar muchos detalles farmacológicos, como la dosis, la duración del tratamiento y las concentraciones de los compuestos activos (por ejemplo, la proporción de CBD/THC) en los preparados comerciales de cannabinoides médicos", escriben los autores.


CONFINAMIENTO

He aquí otra condición en la que el cannabis podría ayudar y que esperamos no volver a experimentar pronto: el aislamiento social debido al bloqueo durante una pandemia. Un equipo de investigadores de la Universidad de Padua, en el norte de Italia, cerca de donde el COVID-19 hizo su primera y aterradora aparición, ha propuesto en un nuevo artículo para la revista Frontiers in Psychiatry (11) que los comportamientos que mejoran el tono endocannabinoide podrían ayudar a las personas a cumplir con las medidas de salud pública de emergencia, como el bloqueo, minimizando los impactos psicofísicos adversos.


Basándose en los conocimientos existentes sobre la relación entre los efectos del aislamiento social en los animales y la función del sistema endocannabinoide, los autores sugieren que las "intervenciones de estilo de vida" que potencian el SEC, como los probióticos, el CBD, la meditación y el ejercicio, podrían hacer que los individuos fueran menos propensos a los pensamientos temerosos y negativos y al comportamiento agresivo en momentos de estrés como el encierro o la cuarentena. Estas modalidades de curación también amortiguan otras reacciones biológicas que podrían dar lugar a complicaciones de salud.


INTERACCIÓN SOCIAL Y MOTIVACIÓN EN RATONES


Un par de estudios publicados en agosto sugieren que el aumento de la actividad del SEC también está relacionado con la mejora de la interacción social y la motivación, al menos en ratones. En el primer estudio, publicado en Cannabis and Cannabinoid Research, (12) investigadores italianos alimentaron a ratones con un extracto de cannabis "no psicotrópico", con bajo contenido de THC y CBD - básicamente cáñamo - durante dos semanas, para ver qué tipo de efecto conductual tenía. Aunque los investigadores no notaron ningún efecto sobre la motilidad o la ansiedad, sí observaron una mayor interacción social.


En un segundo estudio publicado en el Journal of Neuroscience (13), investigadores de universidades de Nuevo México, Minnesota y Maryland utilizaron un inhibidor de la monoacilglicerol lipasa (MAGL) para aumentar los niveles del endocannabinoide 2-AG en ratones y midieron el efecto sobre la búsqueda de objetivos. Descubrieron que el tratamiento crónico con MAGL "facilita la búsqueda de objetivos", un resultado que "apoya las terapias basadas en cannabinoides para el tratamiento de los trastornos de la motivación".


Nate Seltenrich, periodista científico independiente afincado en el área de la bahía de San Francisco, cubre un amplio abanico de temas, como la salud medioambiental, la neurociencia y la farmacología.


NOTAS


  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5877694/

  2. https://www.nature.com/articles/0803273

  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC153653/

  4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29298813/

  5. https://www.news-medical.net/health/Cannabinoid-Receptors.aspx

  6. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18426493/

  7. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12052030/

  8. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34314602/

  9. https://drive.google.com/file/d/1poTOuODFb1EEuMI5zcayNTOD2Ry8H3tw/view

  10. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34374269/

  11. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34335317/

  12. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34370607/

  13. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34230105/


29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo